Fecha: 22 de abril de 2020 | 8:12 pm

La hepatitis C nos enseñó sobre COVID 19

Vivencias aprendidas con otros virus, ayudan a transitar la pandemia del Covid 19

LLuïsa Moragas socia fundadora HCV Sin Fronteras
LLuïsa Moragas socia fundadora HCV Sin Fronteras

En el año 2002 me diagnosticaron hepatitis C. Para entonces era una enfermedad poco conocida y discriminatoria. El miedo fue lo primero que sentí, y después de un primer período de desaliento, empecé a informarme, intentando buscar noticias reales. A partir de ahí empezó mi lucha contra la HEP C.

Es el mismo miedo que puedo sentir hacia el covid-19, poco sabemos de esta enfermedad, la información nos desborda y hay que ser cautos. No debemos creer todo lo que escuchamos o leemos. Al igual que cuando intenté informarme sobre HEP C, encontramos miles de noticias y la gran mayoría carecen de sentido. Busquemos siempre fuentes acreditadas y fiables. COVID19

Cuando inicié mi tratamiento en el año 2003, las posibilidades de negativizar eran poco alentadoras. La medicación que me administraron era agresiva y por varios meses, pero conseguí ganarle el pulso la enfermedad.

prevención covid 19

En todo este tiempo siempre temí contagiar a otros, pero en mi mano estaba y está, seguir las precauciones básicas.

Con el COVID-19, soy yo la que debe protegerse, pero por suerte también tengo una serie de indicaciones que son armas en estos momentos: lavado de manos, distancias sociales, higienización, mascarillas, guantes.

Al poco de diagnosticarme hepatitis C, me esforcé por realizar un tipo de vida y alimentación, los más saludable posible. Pienso que me ayudó mucho y también es una buena formula para estos días de confinamiento.

Las enfermedades o falta de salud es algo que se nos escapa de las manos, a veces podemos hacer frente a cosas increíbles, pero ante las dolencias nos angustiamos en gran manera y hay que echar mano de la paciencia, mantenerse los más sano posible y ser coherentes.

***********************************************************************

La experiencia de Lucinda

Contraje hepatitis C en 1988. Después de tres tratamientos, me curé con éxito en 2013.

La hepatitis C fue una experiencia que me definió la vida y me enseñó mucho. Esas lecciones me están ayudando a sobrellevar la pandemia de COVID-19, y me gustaría compartirlas con ustedes.

No entres en pánico.

Viví con miedo durante muchos años después de contraer hepatitis C. Aprendí de primera mano que la ansiedad, la preocupación y el pánico nunca mejoran una situación, y generalmente empeoran las cosas. Sí, es más fácil decirlo que hacerlo.

Nunca he sido capaz de «salir de la ansiedad». Lo que puedo hacer es cultivar una práctica que ayude a disminuir el estrés y los sentimientos que lo acompañan.

Informarse.

Cuando tuve la hepatitis C por primera vez, escuché muchas cosas que resultaron ser de fabricación. Los mitos que rodean a COVID-19 son asombrosos. Si creyera todo lo que leo, o nunca saldría de casa.

La verdad está en algún punto intermedio, y se puede encontrar en sitios acreditados como, la OMS . Verifique todo lo que escuche en las noticias, de los políticos y especialmente de las redes sociales.

El jabón y el alcohol o lavandina diluida son tus amigos.

El temor al saber de mi hepatitis C era contagiar a otros. Con COVID-19, mi objetivo es evitar tenerlo. Lavarme las manos , mantener la distancia social, quedarme en casa tanto como sea posible, evitar tocar mi cara y limpiar superficies que otros puedan haber tocado deberían mantenerme a salvo.

No soy fanática de limpiar cada artículo de la tienda de comestibles que llevo a mi casa, pero desinfecto el carrito de la tienda de comestibles antes de usarlo,. Me pongo guantes y me lavo las manos después de tocar todo.

Controla lo que puedes controlar.

Cuando me diagnosticaron por primera vez, no había tratamiento para la hepatitis C. Aunque no podía cambiar mi condición, podía cambiar mi salud y mi actitud.

El control de estos factores ayudó enormemente. Podemos maximizar nuestra salud durante la pandemia de COVID-19.

Cultiva la paciencia. COVID-19 no se va a ir mañana. Al igual que aprendí a vivir con hepatitis C, también debo hacerlo con COVID-19.

Nunca pensé que viviría para ver curada la hepatitis C, pero sucedió.

Cualquier cosa es posible con COVID-19, particularmente si todos hacemos nuestra parte. Quédese en casa .

Mantente saludable, física y mentalmente, sé amable

No se realizaron comentarios sobre este artículo, se el primero!
Completa el siguiente formulario y dejanos tu comentario*

(*) Los comentarios serán revisados antes de su publicacion por un moderador.

*

Copyleft © 2010 Fundación HCV Sin Fronteras. Algunos derechos reservados.