Fecha: 4 de diciembre de 2017 | 12:44 pm

La hepatitis C avanza en Argentina y se lo contamos al nuevo Ministro de Salud.

La hepatitis C avanza en Argentina y le contamos la realidad al nuevo Ministro de Salud, Dr. Adolfo Rubinstein.

La hepatitis C avanza en Argentina causando muertes, cáncer de hígado, necesidad de trasplante y un altísimo costo sanitario.¿ El  Dr.Rubistein, entenderá la gravedad y urgencia de atender esta epidemia mundial?. Se lo contamos por carta hace una semana y solicitamos una audiencia para ampliar la información de esta grave realidad.

La histórica imagen de la Argentina, de aparentar que está todo bien en prevención para la salud y la realidad golpea en hospitales llenos de gente con enfermedades avanzadas, también alcanza a la hepatitis C.

¿Hay tratamientos orales efectivos?, si, pero…solo los reciben quienes están en grave estado

¿Hay métodos para medir la fibrosis hepática? ( fibroscan)…si, pero casi nadie accede por los costos y pocos equipos en el país

¿Hay campañas de prevención?…si, pero son tan mínimas que el 70% de la población no conoce la hepatitis C

¿Hay un Programa Nacional de Hepatitis?…si, pero casi no tiene recursos humanos y técnicos para la demanda de todo el país

¿Realmente podemos creer que las hepatitis virales que matan más personas que el SIDA y la tuberculosis, tienen atención prioritaria en salud en Argentina como lo pide la OMS y nuestro país se comprometió a otorgarla en acuerdos internacionales?

El 27 de noviembre enviamos carta solicitando una audiencia al Dr. Adolfo Rubinstein, ministro de salud quién asumió el cargo recientemente.

En la carta le esbozamos la realidad de las personas con hepatitis C, la falta de acceso a la atención médica especializada, tratamientos, diagnósticos para controlar la enfermedad y más, contamos que la vida se nos escapa en eternas esperas para atender nuestra salud.

También contamos, que por solo dar tratamiento a las personas en estado grave, aunque se curen del virus, muchas de ellas deben pelearle a un cáncer o sobrevivir a un trasplante por consecuencias de su tratamiento tardío. Explicamos que esta situación de atender lo urgente, deriva en todas estas atenciones posteriores de salud que eleva el gasto sanitario en forma alarmante que tenemos que sostener todos los ciudadanos.

En Argentina hay 1.200  personas en espera de trasplante hepático, es la 3era causa de trasplante en nuestro país y la mayoría de ellos por consecuencias de una hepatitis C no tratada a tiempo. Las estadísticas no son números fríos, son personas, familias en crónico sufrimiento. Cuyos testimonios también le enviamos.

Nuestra carta destaca que cientos de miles de argentinos es posible que tengan hepatitis C y no lo sepan hasta que la enfermedad este muy avanzada, con el perjuicio para su salud y la sociedad ya que se continua trasmitiendo.

Ofrecemos como siempre al Sr. Ministro, la cooperación de Fundación HCV Sin Fronteras, Hepatitis 2000 y HepaRed Latinoamérica y Caribe, sociedad civil de hepatitis con 17 años continuos de trayectoria en Argentina, América y África, con una amplia mirada sobre la carga para la salud de toda la sociedad que implican las hepatitis virales

Estamos convencidos que recibiremos una respuesta rápidamente porque el Dr. Adolfo Rubinstien dijo al asumir…”“….trabajar muy fuerte en la prevención, que es el cambio más radical que podremos hacer para mejorar la salud de los argentinos…”, creemos en la palabra y esperamos los hechos que la sustentan.

Fundación HCV Sin Fronteras

 

No se realizaron comentarios sobre este artículo, se el primero!
Completa el siguiente formulario y dejanos tu comentario*

(*) Los comentarios serán revisados antes de su publicacion por un moderador.

*

Copyleft © 2010 Fundación HCV Sin Fronteras. Algunos derechos reservados.