Fecha: 27 de mayo de 2019 | 1:08 pm

Hepatitis B. Rol del paciente hacia la cura definitiva

«Los pacientes tenemos un rol fundamental que desempeñar en el desarrollo de una cura para la hepatitis B «. Dra. Su Wang presidente WHA

En abril, la Coalición Internacional para Eliminar la Hepatitis B (ICE-HBV) lanzó la ‘Estrategia Científica Global para Curar la hepatitis B‘, estableciendo una hoja de ruta para que la comunidad científica mundial descubra una cura para la hepatitis B. Hablé en el lanzamiento en mi doble función como profesional médico, que ve el impacto de la hepatitis B en los pacientes todos los días, y como alguien que vive con hepatitis B.

Esta estrategia debe ser bien recibida por aquellos de nosotros afectados por la hepatitis B (VHB) y debemos participar en el proceso para encontrar una cura.

«Curar la hepatitis B no es un sueño imposible y no debería pensarse como tal».Dra. Su Wang

En todo el mundo, 257 millones de personas viven con hepatitis B, con 900,000 personas que mueren cada año a causa de la enfermedad. Tenemos una vacuna preventiva para la enfermedad y existen tratamientos efectivos que tienen un costo relativamente bajo, pero los pacientes, incluyéndome, esperan una cura. La investigación está en marcha, pero el ritmo es lento.

La estrategia ICE-HBV exige más investigación para acelerar el desarrollo de una cura. Es sorprendente lo poco que sabemos acerca de este asesino mundial debido, en parte, a la falta de fondos para la investigación de la hepatitis B..

Los pacientes, la comunidad afectada y la sociedad civil tienen un papel importante que desempeñar para abogar por que se asigne más dinero a la investigación de la hepatitis B. Nuestras voces e historias colectivas pueden recurrir a las instituciones de investigación, a los financiadores y a los gobiernos para priorizar el financiamiento de la hepatitis B. También debemos usar nuestras voces para asegurarnos de que los países y los sistemas de salud no descuiden la necesidad de una cura para la hepatitis B.

Estamos viendo los resultados de las investigaciones: una «cura funcional» para la hepatitis B está en el horizonte, y algunas organizaciones dicen que podría estar disponible en la próxima década. Una cura funcional significaría que se suprime la producción de virus y que hay una pérdida del antígeno de superficie de la hepatitis B (HBsAg), el marcador que se usa actualmente para detectar y diagnosticar a las personas con infección de hepatitis B.

Sin embargo, en la cura funcional, las partículas del virus llamadas ADN circular covalentemente cerrado permanecerán en el hígado. Este escenario también es el caso en los millones de personas que también han resuelto naturalmente la infección por hepatitis B, lo que les deja con una pequeña posibilidad de reactivación de la enfermedad bajo supresión inmunológica; recuerde, 2 billones de personas en el mundo han tenido infección por hepatitis B en algún momento, aunque 357 millones están infectados actualmente.

HBsAg Grande. HBsAg. Mediano. DNA del. Genoma. Nucleocápside. HBcAg. Polimerasa. de DNA. El virus de la hepatitis B se define estructuralmente por la partícula Dane con un tamaño de 42nm, en donde tiene una cubierta o envoltura donde se localizan los antígenos de superficie de diversos tamaños. En su interior se encuentra el nucleocápside con el HBcAg, el DNA del genoma, la polimerasa y el precursor del RNA importantes en la replicación del virus. Cubierta. Precursor del RNA. HBsAg. pequeño.

Es importante que la comunidad entienda que el virus de la hepatitis B es mucho más complicado que el virus de la hepatitis C, por lo que la cura no será tan simple.

El virus de la hepatitis B tiene una interacción compleja con el sistema inmunológico, y el pensamiento actual es que se necesitará un antiviral de acción directa y otra modalidad para estimular el sistema inmunitario para lograr el control sobre el virus. Los regímenes para lograr una cura funcional y esterilizante pueden ser una combinación de medicamentos orales e inyecciones. Se desconoce mucho sobre el virus y aún es necesario realizar una investigación importante para saber qué funcionará. En este momento, hay una serie de terapias en los primeros ensayos clínicos con la más avanzada en la fase 2.

Nosotros, como la comunidad afectada, debemos ser educados e involucrados en el proceso de desarrollo; de hecho, podemos ayudar a acelerar el proceso de curación. Formamos parte de la sensibilización para demostrar que existe una gran demanda y necesidad de estas terapias.

Necesitamos asegurarnos de que los responsables de la formulación de políticas, vean la importancia y la urgencia de aliviar la carga de esta enfermedad. Damos la bienvenida a los esfuerzos de colaboración como la nueva estrategia ICE-HBV como una muestra del compromiso de ampliar la investigación y la colaboración necesarias para llevarnos allí.

La inclusión de la comunidad de pacientes en la estrategia ICE-HBV también es un ejemplo importante de asociación con pacientes en el camino hacia la curación de la hepatitis B.Trabajemos para hacer oir nuestras voces

Articulo relacionado: Más cerca de la cura definitiva para la hepatitis B y D

Edición Fundación HCV Sin Fronteras
Fuente . Blog Wang Su

No se realizaron comentarios sobre este artículo, se el primero!
Completa el siguiente formulario y dejanos tu comentario*

(*) Los comentarios serán revisados antes de su publicacion por un moderador.

*

Copyleft © 2010 Fundación HCV Sin Fronteras. Algunos derechos reservados.