Fecha: 20 de Diciembre de 2016 | 10:47 am

Encuesta a grupos de pacientes de hepatitis, detecta graves vacíos políticos

Encuesta a grupos de pacientes detecta graves vacíos políticos para detener la hepatitis viral, en Europa

  • Cada año mueren 171.000 personas por causas relacionadas con la hepatitis viral
  • 400 muertes diarias por culpa de la hepatitis, la gran mayoría de estas muertes son debidas a efectos tardíos de infecciones crónicas de VHB y VHC
  • No existen centros de prueba y detección de VHC (a excepción de los hospitales)para la población en la mayoría de los países de Europa.

website_logo_elpa_2ELPA, la Asociación europea de pacientes, presenta un estudio revelador sobre la falta de atención en muchos países europeos para detener la hepatitis viral en el continente. Hep- Core.

El 52% de los países estudiados de Europa (25) y de la cuenca mediterránea (2) carecen de estrategias nacionales para abordar la hepatitis viral B o C, a pesar de la resolución de la Asamblea Mundial de la Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS)que insta a todos los países a tener una. Solo tres de estos países tienen acceso sin restricciones a nuevos medicamentos altamente eficaces (antivirales de acción directa) para tratar la hepatitis C. Éstos son solo dos de los decepcionantes resultados del informe Hep-CORE 2016 sobre las políticasy la práctica de hepatitis viral en Europa, publicado hoy por la Asociación Europea de Pacientes Hepáticos (ELPA).

El informe Hep-CORE fue realizado bajo la dirección de Prof. Jeffrey V. Lazarus del Instituto deSalud Global de Barcelona (ISGlobal), Universidad de Barcelona. Según Lazarus, “2016 ha representado un punto de inflexión en el ámbito de la hepatitis viral gracias a la adopción de la primera ‘Estrategia mundial del sector de la salud contra las hepatitis víricas’ de la OMS. La región europea puede y debería tomar la delantera al implantarla. Los resultados de Hep-CORE actúan como un análisis sin precedente de las lagunas a nivel regional y nacional y demuestran claramente dónde se encuentran laspolíticas deficientes y, por defecto, qué medidas se necesitarán tomar.” Por ejemplo, a pesar de que existe una necesidad urgente de hacer una extensa supervisión y vigilancia de la enfermedad, este revolucionario estudio detectó que 17 de los países estudiados (el 63%) no tienen ningún registro nacional del virus de la hepatitis B (VHB) y 15 de ellos (el 56%) no tienen ningún registro nacional del virus de la hepatitis C (VHC).

El acceso básico a centros de prueba y detección es vital para los pacientes, especialmente aquellos que pertenecen a grupos de alto riesgo tales como consumidores de drogas inyectables o presos. A pesar de ello, grupos de pacientes de 10 países (el 37%) indicaron que no existen centros de prueba y detección de VHC (a excepción de los hospitales)para la población de sus países. Todavía más alarmante es el hecho de que grupos de pacientes de 12 de los países (el 44%) indicaron que no existen centros que proporcionen servicios de prueba o detección para la población de alto riesgo, exceptuando los hospitales.

Los datos fueron recogidos de especialistas locales de cada país. El equipo de investigación pidió a un grupo de pacientes en cada uno de lo 27 países miembros de la ELPA que completara una encuesta de 39 puntos sobre diferentes aspectos relacionados con el VHB y VHC: la respuesta global del país, la concienciación y el compromiso del público, la vigilancia de la enfermedad y la recopilación de datos, la prevención, las pruebas y el diagnóstico, la evaluación clínica y el tratamiento.

Otro apartado de la encuesta contenía una serie de preguntas orientadas a la comprensión de la prevención de la hepatitis en cada país. Este apartado estaba enfocado a la disponibilidad de la reducción de daños, es decir, servicios dedicados a reducir las consecuencias negativas en la salud asociadas al consumo de drogas, tales como la propagación de la hepatitis viral. Se informó de que hay programas de agujas y jeringuillas limpias disponibles en al menos un área del país del grupo de pacientes en 22 casos (el 81%), que la terapia de sustitución de opioides está disponible en al menos un área del país del grupo de pacientes en 24 casos (el 89%), y que solo en 5 casos (19%) existen salas de consumo de drogas. Quedan importantes lagunas a nivel de la reducción de daños con vistas a la cobertura y la disponibilidad referidas.”Es completamente inaceptable que la hepatitis se siga abordando de manera tan deficiente en Europa. Existen excelentes posibilidades de prevención y tratamiento, se dispone de estrategias bien elaboradas, y tenemos numerosas iniciativas internacionales, especialmente de la OMS”,explica Tatjana Reic, Presidenta de la ELPA. “Espero que este estudio cambie el paisaje de la supervisión de las políticas para afrontar la hepatitis viral a nivel regional e incluso mundial”.

Disponer de datos de referencia sobre la transmisión y el desarrollo de la infección es un requisito previo para la eliminación de enfermedades infecciosas pandémicas como la hepatitis viral. En Europa, los datos disponibles son ampliamente insuficientes e, incluso en los mejores escenarios, evaluados de forma deficiente. Lo que sí sabemos es que cada año mueren 171.000 personas por causas relacionadas con la hepatitis viral (aproximadamente el 2% de la totalidad de muertes que se producen anualmente). Esto se traduce en más de 400 muertes diarias por culpa de la hepatitis. La gran mayoría de estas muertes son debidas a efectos tardíos de infecciones crónicas de VHB y VHC (que causaron en 2013 un número estimado de 56.000 y 112.500 muertes, respectivamente)

.”La reducción a cero de la incidencia de la hepatitis C en grupos de riesgo definidos es posible en los próximos años. Para este fin necesitamos una vigilancia rigurosa de VHC en todos los países europeos, unos programas de detección eficaces, una mayor aceptación de los tratamientos con terapias altamente eficaces y una estrecha colaboración entre las partes interesadas”, resalta el Prof. Massimo Colombo de la Universidad de Milán, Presidente de la International Liver Foundation EASL.

El Prof. Lazarus concluye que “los resultados del informe Hep-CORE 2016 representan un recurso que puede ayudar en los esfuerzos de todos aquellos que están trabajando para eliminar VHB y VHC como amenazas para la salud pública en Europa y más allá, conforme a la estrategia global de la OMS y el recién adoptado ‘Plan de acción para la respuesta del sector sanitario a la hepatitis viral en la región europea de la OMS’. Ahora tenemos un punto de partida desde el cual podremos ir ampliando sistemáticamente la prevención, el tratamiento y el cuidado de la hepatitis y supervisar los avances tan necesarios.

La hepatitis viral, que afecta a millones de personas en Europa, se tiene que combatir a gran escala, y esto requiere la actuación individual de cada país, así como la coordinación en toda Europa”.

Edición : HCV Sin Fronteras

Fuente : ELPA

No se realizaron comentarios sobre este artículo, se el primero!
Completa el siguiente formulario y dejanos tu comentario*

(*) Los comentarios serán revisados antes de su publicacion por un moderador.

*

Copyleft © 2010 Fundación HCV Sin Fronteras. Algunos derechos reservados.