Fecha: 21 de julio de 2013 | 7:38 am

39.000 uruguayos tienen hepatitis C y no lo saben, proyecto ECHO

uruguay-hepatitis-proyecto-ECHOCrean red de "embajadores" de la salud en el interior del país

Unos 39.000 uruguayos tienen hepatitis C y no lo saben. Por eso la enfermedad fue elegida para comenzar a aplicar el proyecto ECHO, iniciativa que formará expertos en patologías específicas y buscará mejorar la atención de sitios alejados.

Mario se siente cansado, le duele el lado derecho del abdomen y lo tiene algo inflamado. Fue al médico pero no se alivia. A los dos les pasó inadvertido un detalle de su historia clínica: antes del año 1992 recibió una transfusión de sangre. Tiene hepatitis C. La sangre que recibió estaba infectada porque hasta ese año no se analizaba la presencia del virus en los donantes. Sin embargo, como la situación no es frecuente no lo sospechan.

El caso no es real pero los especialistas de la Cátedra de Gastroenterología de la Facultad de Medicina estiman que situaciones así se dan con muchísima frecuencia en distintas zonas de Uruguay. Los médicos no tienen presente que pueden producirse determinadas enfermedades y no buscan elementos que podrían detectarlas. Otras veces, no saben tratarlas, dijeron los expertos.

Para revertir este fenómeno, Uruguay comenzará a aplicar el Proyecto ECHO, una iniciativa aplicada desde hace 10 años en Estados Unidos y replicada en Chile, Brasil, Irlanda e India (ver nota aparte).

En sí, consiste en formar expertos en zonas alejadas de un mismo país con el objetivo de ampliar la cantidad de profesionales que pueden tratar con calidad y experiencia una patología, como por ejemplo la hepatitis C, enfermedad viral que afecta al hígado y puede derivar en cirrosis e incluso cáncer; pero cuya detección es muy compleja (no suele dar síntomas).

Liderados por Henry Cohen, director de la cátedra y presidente de la Organización Mundial de Gastroenterología, un grupo de expertos comenzó a trabajar con médicos y enfermeros del interior para ayudarlos a abordar mejor la enfermedad.

Uno de los objetivos es que los pacientes no tengan que venir a atenderse a Montevideo ni los médicos viajar para capacitarse o consultar a un colega. Para lograrlo trabajarán junto con el Centro de Telemedicina de la Fundación Peluffo Giguens.

Cuando los médicos del interior tengan un caso que les resulte sospechoso enviarán la historia clínica a los especialistas, estos la estudiarán y luego se conectarán con ellos desde el centro de la fundación para discutir el caso juntos en teleconferencia. Además, un médico estará a su disposición por dudas o urgencias que le puedan surgir a sus colegas.

El viernes 12 de julio realizaron en Salto un encuentro con médicos locales y, a través de Skype, con profesionales de Artigas, Paysandú y Tacuarembó. En las próximas semanas tienen previsto reunirse con delegados de las zonas sur, este y oeste. "Este es un trabajo con ASSE, que designó delegados de cada zona; la facultad; el Fondo Nacional de Recursos, que financia los medicamentos contra la hepatitis; y la Peluffo", contó Cohen a El País.

Hacia fin de año estiman que Uruguay contará con más expertos en la enfermedad y, en consecuencia, con más casos detectados. Se estima que hay 39.000 personas que tienen hepatitis C y no lo saben. La cifra surge de la diferencia entre los 48.773 que se estima la sufren (1,5% de la población) y los 9.755 que han sido detectados (0,3%).

Pero para Cohen y su equipo mejorar la respuesta ante la hepatitis C es una excusa para el ensamblaje de una red que pueda ir ampliando la capacidad de atender otras patologías como SIDA, demencia, dolor crónico, entre otras. Y en consecuencia, ampliar y mejorar la atención de las personas de los lugares más alejados.

Las cifras

39 Mil personas en Uruguay podrían tener hepatitis C sin que su médico lo sospeche
30% de los casos atendidos son detectados en un estado avanzado de la enfermedad

Por Leticia Costa Delgado – En Diario El País – Nota completa

Comentarios cerrados.

Copyleft © 2010 Fundación HCV Sin Fronteras. Algunos derechos reservados.